×
Share this page

¡De cómo la inteligencia artificial está transformando la esencia de la movilidad!

La inteligencia artificial está a punto de romper todos los esquemas, gracias a los sistemas inteligentes. Aunque desconocemos cuando llegará el momento exacto en el que nuestro coche conduzca solo, está claro que la IA transformará la esencia de movilidad mucho antes de que llegue ese momento, desde el cálculo inmediato de los daños hasta formas innovadoras de movilidad.

Un conductor que nunca tiene sueño y que no se distrae? ¿Qué no bebe, ve perfectamente en la oscuridad y reacciona al instante? Cuando hablamos de movilidad, la inteligencia artificial (IA) se asocia a menudo con un coche de conducción autónoma. Algo que aumentaría enormemente la seguridad vial en muy poco tiempo y reduciría mucho los daños.

Aprendizaje acelerado
A principios de año, estas previsiones se enfriaron bastante cuando en Arizona murió el conductor de un coche en el que se estaba probando la conducción autónoma. Algunas semanas después falleció el conductor de un Tesla, también con piloto automático de prueba. ¿Un cubo de agua fría para la IA? “Pero si el problema estaba en la inteligencia del sistema, este accidente, por muy amargo que resulte, acelerará el desarrollo de los coches de conducción autónoma, -piensa Eelco Simon, Manager Group Strategy & Business Development en CED-. La generación actual de sistemas IA parte del principio autodidacta y de la noción de que podrá continuar mejorando poco a poco sin necesidad de intervención humana”. Jan Wouters, manager Innovation & Internationalisation en AutomotiveNL, comparte esta opinión e insiste en que la velocidad con la que aprende la IA no hará más que acelerarse de forma exponencial. “La posibilidad de que la IA, después de un accidente, reaccione mejor, es mayor que en el caso de un ser humano”.

Inteligencia Artificial: más que un coche con piloto automático
En opinión de algunos expertos, todavía tendremos que esperar varias décadas antes de que los vehículos sean lo suficientemente inteligentes y seguros para poder valorar de forma autónoma todas las situaciones de tráfico posibles. Además, aunque los vehículos de conducción autónoma acaparen toda la atención, no debemos olvidar que la IA está creciendo de muchas otras formas dentro del campo de la movilidad.

Leer más.

CED utiliza cookies (y técnicas similares) para facilitar y personalizar su visita a nuestro sitio web. También usamos cookies para hacer análisis y estudios de marketing. CED y terceros guardan información sobre usted y su visita al sitio web en estas cookies. En el proceso respetamos su privacidad, tal y como se describe en nuestra declaración de privacidad. Al continuar usando este sitio web, nos da su consentimiento en este sentido. Leér nuestra declaracion de privacidad O Cerrar esta notificatión